www.acerkate.com
Seleccionar página

Una auditoría de seguridad informática se podría definir como la evaluación del nivel de madurez en seguridad de una organización, donde se analizan las políticas y procedimientos de seguridad definidos por la misma y se revisa su grado de cumplimiento. También, las medidas técnicas y organizativas implantadas para garantizar la seguridad.

Se estima que alrededor de un 86% de las empresas españolas carecen de la suficiente seguridad en sus servidores en un país que se sitúa a la cabeza mundial en fraude online.

El resultado son datos empresariales expuestos al ataque de cualquier pirata informático con las consecuencias que esto puede tener para el negocio y los clientes.

Los ciberdelincuentes se aprovechan de la invasión de estos datos para sus propios intereses económicos, por lo que las preventivas son imprescindibles. Más si cabe hoy en día a raíz de la crisis sanitaria originada por el Covid-19 que ha incentivado el teletrabajo y, por ende, los incidentes de seguridad informática.

Algo tan sencillo como enviar un correo electrónico puede suponer un auténtico riesgo para tu empresa permitiendo el acceso a tu sistema de softwares maliciosos si no tienes en cuenta aspectos de protección y prevención.

Este es el objetivo de las auditorias de seguridad informática que se ocupan del análisis y estudio de las posibles vulnerabilidades de los sistemas informáticos de las empresas.

Si quieres conocer más a fondo qué es una auditoría de seguridad informática y cómo puede ayudar a tu empresa, quédate por aquí.

¿Qué es una auditoría de seguridad informática?

Una auditoría de seguridad informática es un estudio que permite saber con precisión si los activos de información de una empresa se encuentran protegidos y controlados. Es decir, ayuda a determinar si existen vulnerabilidades en la tecnología del negocio.

El control de los sistemas informáticos se lleva a cabo por profesionales, habitualmente empresas externas de servicios informáticos como Acerkate Tecnologías. Que identifican, enumeran y describen las posibles debilidades presentes en los sistemas de las empresas: en los servidores, en los puestos de trabajo, en los accesos remotos y en las redes informáticas.

Los errores que se detecten durante la auditoría se utilizan para modificar y reforzar la privacidad de los sistemas. Así como detallar unos protocolos de prevención y actuación en caso de ataque.

No debemos olvidar que los sistemas informáticos que utilizan tanto pymes como grandes corporaciones son complejos, presenta multifuncionalidades y su control requiere de esfuerzo y dedicación.

Aquí es donde nos encontramos con la posibilidad de realizar una auditoría de seguridad informática para detectar los problemas y posibles vulnerabilidades de los sistemas informáticos y garantizar la seguridad de los datos.

Así pues, durante el servicio de auditoría se evaluará el nivel de optimización de los sistemas en la empresa. Siempre respetando las políticas de privacidad y protección de datos. Asimismo, se examinan los aspectos técnicos y las reglas organizativas estipuladas en las redes de comunicaciones.

auditoria de seguridad informática para empresas

Objetivos de una auditoría de ciberseguridad

Las auditorías de seguridad informática permiten detectar debilidades y vulnerabilidades de seguridad que podrían ser explotadas por usuarios malintencionados o atacantes, ocasionando perjuicios importantes para la organización. Además, sirven para evitar el robo de información y la competencia desleal.

Las auditorías de seguridad son básicas para todas las empresas, independientemente de su tamaño.

Las auditorías de seguridad son básicas para todas las empresas, independientemente de su tamaño. Ya que permiten detectar posibles puntos débiles que sirvan de referencia para implementar un plan de mejora.

Tipos de auditorías de seguridad informática

* Según la metodología empleada

En función de la metodología seguida en la auditoría, podríamos diferenciarlas de la siguiente manera:

– De cumplimiento: auditorías que verifican el cumplimiento de un determinado estándar de seguridad (ej. ISO 27001) o de las propias políticas y procedimientos internos de seguridad de la organización.

– Técnicas: auditorías o revisiones de seguridad técnica cuyo alcance está acotado a un sistema o sistemas informáticos objeto de la revisión.

* Según su objetivo

– Forense: una vez que se produce un incidente de seguridad informática. Este tipo de auditorías pretende recopilar toda la información relacionada para determinar las causas que lo han producido y el alcance del mismo (sistemas y/o información afectada). Así como las evidencias digitales del mismo.

Las auditorías de tipo forense pretenden recopilar toda la información para determinar las causas que han desencadenado el incidente informático.

– Aplicaciones Web: tratan de identificar potenciales vulnerabilidades en este tipo de aplicaciones que podrían ser explotadas por atacantes. Dentro de este tipo de auditorías se diferencias: el análisis dinámico de la aplicación (DAST) y el análisis estático de aplicación (SAST).

– Hacking ético o test de intrusión: Se trata de una auditoría en la que se ponen a prueba las medidas de seguridad técnicas de una organización. De la misma manera que lo haría un potencial atacante para identificar debilidades o vulnerabilidades explotables que deben ser corregidas.

– Control de acceso físico: se auditan las plataformas y medidas de seguridad que componen el sistema de seguridad perimetral físico de una organización (cámaras, mecanismos de apertura de puertas, software de control de acceso…). Para verificar su correcto funcionamiento.

– Red: se revisan todos los dispositivos conectados a la red y se verifica la seguridad de los mismos. (actualización de su firmware, firmas de antivirus, reglas de firewall, control de acceso a la red, segmentación de la red en VLANs, seguridad de las redes Wifi, etc.).

¿Qué ventajas tiene para las empresas contratar una auditoría de seguridad informática?

Si una empresa contrata una auditoría podrá conocer de primera mano si la seguridad funciona adecuadamente en sus sistemas informáticos.

Por un lado, se evaluará el flujo de datos dentro de tu negocio. Los auditores de seguridad determinarán el tipo de información que maneja tu empresa. Asimismo, analizarán cómo entra y sale esa información de tu organización y quién tiene acceso a la misma. De esta manera, se asegura de que no se pierdan, roben, utilicen o manipulen de forma inadecuada esos datos.

Gracias a la auditoría de seguridad informática se identificarán los puntos vulnerables y las áreas problemáticas en el sistema informático de tu negocio. Incluyendo hardware, software, datos y procedimientos (reglas de firewall, control de acceso a la red, seguridad de redes wifi, actualización de firmware…). Se comprueba que las autentificaciones y autorizaciones estén bien instaladas y configuradas para evitar ataques maliciosos.

Del mismo modo, la auditoría dejará patente si la empresa debe modificar las políticas y los estándares de seguridad. Además, los auditores pueden recomendar a la empresa cómo aprovechar la tecnología de la información en favor de la seguridad del negocio. Asesorándole sobre la elección de las herramientas de protección adecuadas para la organización.

Así, podemos resumir las principales ventajas de contratar un servicio de auditoría de seguridad informática para la empresa en estos ocho puntos:

  • Disminución de ataques informáticos y definición del protocolo de actuación frente a los mismos.
  • Permite una mayor seguridad y niveles de protección para la empresa.
  • Ayuda a cumplir con la normativa vigente en materia de protección de datos.
  • La marca empresarial queda reforzada, así como su imagen corporativa.
  • Se determina con exactitud y precisión qué medidas son necesarias para el desarrollo de la seguridad.
  • La entidad empresarial aumenta su seguridad, de tal manera que los clientes verán validados valores tan importantes como confidencialidad de datos e integridad informativa.
  • El rendimiento de las herramientas tecnológicas de la empresa mejora.
  • La prevención de ataques es una inversión a futuro dado que evita el desembolso de recursos en la recuperación de información robada.
seguridad informática

¿Qué se analiza en una auditoría de seguridad informática?

A través de la auditoria de seguridad informática se lleva a cabo un análisis del estado de los equipos informáticos instalados, los servidores, los programas y las aplicaciones, entre otros. Además de las políticas de ciberseguridad que sigue el cliente.

De esta manera, este examen se centra en aspectos clave como la eficacia de los programas informáticos, la gestión de los sistemas incorporados en el equipo y la fragilidad que pudieran presentar los terminales de trabajo, así como la red informática, infraestructura de servidores.

Entre los métodos para llevar a cabo el diagnóstico se emplean los test de penetración, también conocidos como test de intrusión o “hacking ético”.

Estas técnicas simulan una operación encubierta por parte de un experto en seguridad que infringe daño a las bases de los sistemas de las empresas para detectar posibles contratiempos, vulnerabilidades e incidentes de seguridad no descubiertos previamente en la arquitectura informática. De esta forma, se forja un nivel de seguridad adecuado para la empresa.

Una vez comprendido el análisis, las amenazas tecnológicas y los posibles fraudes o robos cibernéticos, se procede a determinar si la empresa tiene que poner en marcha un protocolo de seguridad.

¿Cómo hacer una auditoría de seguridad informática?

Podríamos resumir el proceso en siete pasos:

  1. Realizar un listado de los servicios que se van a inspeccionar.
  2. Rastreo para verificar las normas de vigilancia y comprobar que se cumplen unos mínimos exigibles.
  3. Identificar los sistemas operativos incorporados ya en el equipo, como el software y el hardware.
  4. Analizar los beneficios de los servicios y la correcta instalación de las aplicaciones.
  5. Comprobar y evaluar los defectos encontrados.
  6. Corregir con reglas efectivas.
  7. Implantar las medidas que sean necesarias con la finalidad de prevenir daños y ataques informáticos.

Tú empresas, ¿necesita una auditoría de seguridad informática?

Por este motivo, cada vez son más las empresas que se ponen las pilas en materia de seguridad informática convirtiendo a la ciberseguridad en una prioridad. Tal como señalan las previsiones, el 40 % de los consejos de administración de las empresas en España dispondrán de un comité destinado a asuntos de ciberseguridad en la corporación en 2025.

Las auditorias de seguridad informática no solo evitan perjuicios a nivel económico, sino también daño a la reputación del negocio y al rendimiento de las TIC de la empresa. No podemos olvidar que la finalidad de muchos piratas digitales es poner en marcha diferentes ataques para cometer fraudes y delitos, y, perjudicar el desarrollo de tu proyecto empresarial.

Nuestro consejo como expertos es que apuestes por proteger a tu empresa de estos riesgos contratando un servicio de auditoría de forma periódica. ¿Por qué? Muy sencillo.

Piensa que la tecnología evoluciona a una velocidad de vértigo y, a medida que tu empresa se desarrolla, continuará incorporando nuevos equipos hardware y programas software (ya sea que se ejecuten en dispositivos individuales o en la nube como soluciones Saas). Con nuevos parches y complementos webs que pueden suponer una exposición al peligro malicioso y crear nuevas vulnerabilidades de seguridad.

Ahora ya sabes que es una auditoría de seguridad informática y qué puede hacer por tu empresa. Si tu objetivo es proteger tu negocio identificando vulnerabilidades para solucionarlas a tiempo.

Estamos especializados en seguridad informática para empresas. Analizaremos tu estructura de sistemas y la seguridad de tu proyecto, planificaremos la arquitectura de sistemas a la medida de tu negocio, te ayudaremos a implementarla y nos aseguraremos de que funcione de forma óptima para prevenir cualquier amenaza de ciberseguridad.

Recuerda que la mejor defensa ante un ataque informático es la prevención. ¿Arrancamos?